Se define como “tiempo frío” en el período de tiempo en el que, durante más de tres días, la temperatura media diaria del aire es inferior a + 5ºC o bien que la temperatura del aire no supere los + 10ºC durante más de la mitad del día.

El hormigón resulta seriamente dañado si la primera helada le sorprende cuando su resistencia en probeta cilíndrica no ha alcanzado los 8N / mm2, ya que en este caso no es capaz de resistir los esfuerzos internos a que se ve sometido.

La hidratación de la pasta del cemento se ralentiza con temperaturas bajas. Las heladas pueden afectar el agua del hormigón y dañarlo de manera permanente.

Hay que tener en cuenta que el peligro que se hiele el hormigón fresco es mayor cuando mayor es su contenido de agua. Por ello se recomienda que, en estos casos, la relación agua cemento sea lo más baja posible.

Por el contrario la reacción química del agua con el cemento genera calor, que aumenta al elevarse la dosificación del cemento, así como con la utilización de cemento de alta resistencia inicial. El calor originada durante el fraguado puede llegar a ser importante con masas de hormigón grandes, y se reduce con piezas de poco espesor. Por tanto, en este caso se deben extremar las medidas de protección contra las bajas temperaturas.

Normativa
El artículo 71.5.3.1 EHE, recomienda suspender el hormigonado siempre que la previsión sea que en las 48 horas siguientes la temperatura ambiente puede bajar por debajo de los 0ºC.

En los casos que por absoluta necesidad haya de hormigonar se adoptarán las medidas necesarias para garantizar que durante el fraguado y primer endurecimiento del hormigón, no se reducen las características resistentes del hormigón.

La temperatura de la masa en el momento de verter el hormigón no será inferior a + 5ºC y prohíbe verter hormigón sobre elementos que tengan una temperatra inferior a 0ºC.

La utilización de aditivos anticongelantes requerirá una autorización expresa del Director de la obra, y no se utilizarán productos que puedan atacar las armaduras.

Si no es posible garantizar que con las medidas adoptadas se ha evitado la pérdida de resistencia, se realizarán los ensayos de información necesarios para conocer la resistencia realmente alcanzada.

Anticongelantes
La utilización de anticongelantes se debe realizar con medida y siguiendo las instrucciones del fabricante.

No se pueden utilizar productos que puedan dañar se armaduras de acero, en especial las que contienen ión-clor.Aquests aditivos pueden provocar eflorescencias a posteriori y también disminuir ligeramente la resistencia.

Antes de su utilización póngase en contacto con el fabricante para informarle de dosificaciones, condiciones de ejecución y cuidado del hormigón.
Aunque utilice anticongelantes, la temperatura de encofrados y de armado no será inferior a 0ºC.

Recomendaciones
En general se suspenderá el hormigonado en los siguientes casos:

  • Siempre que esté previsto que durante las 48 horas siguientes pueda descender la temperatura por debajo de los 0ºC
  • Cuando la masa del hormigón sea inferior a 5ºC en elementos normales, o en 10ºC en elementos de poco espesor
  • Cuando la temperatura de moldes y encofrados sea inferior a 3ºC

En caso de tener que hormigonar:

  • Siempre que sea posible se hormigonará cuando la temperatura sea más elevada, evitando hormigonar al principio y final del día
  • Es recomendable utilizar encofrados que eviten pérdidas de calor (Aislantes; p.e. Encofrados de madera)
  • Se alargará el cuidado del hormigón elmajor tiempo posible
  • La protección del hormigón mediante dispositivos de cobertura o aislamientos se mantendrá al menos durante 6 días, en función del tipo de cemento

Se mantendrá la temperatura del hormigón por encima de los 5ºC menos durante las primeras 72 horas.

Si se utiliza agua caliente conviene prolongar el tiempo de amasado para conseguir una buena homogeneidad de la masa, sin grumos. El agua se calentará a temperaturas cercanas a los 40ºC, y nunca por encima de 60º o 70ºC.

A título meramente informativo se detallan otras medidas que se pueden adoptar en casos especiales:

  • Temperaturas entre + 5ºC y 0ºC: No se utilizarán materiales helados. Se recomienda calentar el agua de amasado y los áridos. El hormigón, una vez vertido, se deberá proteger contra la helada.
  • Temperaturas entre 0ºC y -5ºC: se calientan los áridos y el agua, y es necesario proteger el hormigón después de verterlo.

Fuentes
EHE – Instrucción del hormigón estructural. Hormigón armado – 14ª Edición ( P. Jiménez Montoya – A. García Meseguer – F. Morán Cabré)
GiBIC – COAiATGI
+ Info:
www.sika.es
www.fosroc.com
www.betec.es
www.degussa-cc.es
www.satecma.es
www.procuno.pta.es/images/ARTICU18.html

La hidratación de la pasta del cemento se retarda con temperaturas bajas. Las heladas pueden afectar el agua del hormigón y dañarlo de manera permanente