MICHAEL KORS

C/ Serrano 32, Madrid

ENCARGO:
Proyecto y dirección de obra

FECHA DEL PROYECTO:
2011

FECHA DE LA OBRA:
2011

TIPO:
Rehabilitación

USO:
Comercial

PROMOTOR:
Michael Kors

PRESUPUESTO DE EJECUCIÓN MATERIAL (PEM):

SUPERFICIE CONSTRUIDA:
340 m2

AUTOR DEL PROYECTO:
g4:group architecture & engineering
http://www.groupg4.com/

Projecte Comercial/Rehabilitació S4 Arquitectes: Michael Kors

DESCRIPCIÓN

DESCRIPCIÓN

Este proyecto se realiza en un edificio catalogado de PB+3+ático que forma parte de un conjunto de manzana. El edificio tiene una estructura formada por paredes de carga de espesores entre 45 y 65cm en función de las plantas, y techos unidireccionales. En actuaciones estructurales anteriores ya se aperaron de estas paredes con jácenas y pilares de acero.

Las necesidades de la nueva propiedad hacía necesario desplazar los pilares y derribar parte de las paredes de carga aún existentes.

Para hacer el apeo se plantea una estructura de pórticos y pilares metálicos que sustituyan funcionalmente los pilares y jácenas actuales. La complejidad de la estructura radica en que debido a la longitud de las jácenas previstas y la limitación de las flechas previstas para reducir las deformaciones u fisuras en las plantas superiores obliga a utilizar perfiles de gran inercia. En este caso estamos hablando de perfiles HEM450 o superiores.

Este tipo de perfil conlleva una gran dificultad de maniobrabilidad en el interior de un local, a parte del coste y la dificultad de encontrar en stock este tipo de perfiles. Para poder reducir la inercia del perfil y el riesgo de aparición de fisuras en las plantas superiores, se estudia la posibilidad de realizar una transmisión activa de cargas. Este sistema consiste en hacer entrar en carga la nueva estructura antes de derribar la estructura existente.

El proceso es el siguiente: Se montan los pórticos del apeo, y antes de derribar la estructura original se les aplica la carga que tendrán cuando se haga el apeo. Esta carga se aplica por medio de unos gatos hidráulicos, de esta manera obtenemos la deformación prevista antes del derribo. Posteriormente descargamos los gatos, retacamos el pórtico en el techo y ya podemos proceder a desconectar la estructura original.

Como la estructura ya ha alcanzado la deformación prevista, no tenemos más deformaciones al cortar los pilares y, así, reducimos a “prácticamente cero” el riesgo de fisuras en las plantas superiores.

Dos puntos muy importantes a considerar son que la estructura existente queda descargada antes de cortarla y, por tanto, el derribo se hace sin elementos tensionados. Y el otro punto es que con la introducción de este método los perfiles se dimensionan sólo por resistencia y por deformación de sobrecargas. Esto permite reducir los perfiles prácticamente a la mitad, lo que supone un gran ahorro en kg, un aumento de la altura libre y más facilidad de ejecución de obra.

La cimentación de la nueva estructura se plantea con micropilotes.

OTROS PROYECTOS COMERCIALES